Adsense Título

domingo, 12 de mayo de 2013

Los grandes reyes del pasado nos observan desde esas estrellas

En apenas cinco días se nos han ido tres iconos del cine. Si el pasado 7 de mayo fallecía el mago de los efectos especiales, Ray Harryhausen, el 9 y el 12 perdíamos a dos símbolos de nuestra cinematografia: Alfredo Landa y Constantino Romero.
El actor de origen navarro moría a los 80 años y, aunque siempre lo recordaremos por ser quien dio nombre a toda una época y un género de nuestro cine, el landismo, también nos quedarán en la memoria interpretaciones míticas, cómicas y dramáticas, como el apocado Castrillo de "Atraco a las tres", el detective Germán Areta de "El crack", Paco en "Los santos inoncentes", el brigada Castro de "La vaquilla", el bandido Fendetestas de "El bosque animado" o el cautivo liberado Bartolomé en "La marrana" (estos dos últimos títulos, de hecho, le supusieron ganar sendos Goya al mejor actor principal).
En cuanto a Constantino Romero, qué decir de él. Aunque se hizo más famoso a raíz de su aparición en concursos de televisión como "El tiempo es oro", nos deja a los 65 años la voz más mítica del doblaje español, la persona que puso los diálogos en castellano en la boca de Clint Eastwood, Terminator, Roger Moore, Mufasa o Darth Vader; quien nos dijo que había visto atacar naves en llamás más allá de Orión y brillar rayos C en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser.
No es el mejor momento para decir "alégrame el día", como hacía Harry Callahan, más bien para, al igual que Darth Vader, sentir una perturbación en la fuerza, decir "hasta la vista, baby", parafraseando a Terminator, y recordar la frase de Mufasa a Simba: "Los grandes reyes del pasado nos observan desde esas estrellas".


No hay comentarios: