Adsense Título

martes, 28 de agosto de 2012

Espectáculo sobre dos ruedas

Parece que el ciclismo últimamente se reduce a polémicas de sustancias dopantes y al todopoderoso pero cada vez más soporífero Tour de Francia. Dejando aparte consideraciones como que hoy en día todos los deportistas de élite usan productos más o menos legales (bien ingeridos o bien tecnológicos), que las presiones mediáticas, de audiencia, organizativas, de patrocinadores o televisivas hacen de las grandes carreras ciclistas algo inhumano, sólo al alcance de superhombres, me quedo en los últimos años con el soplo de aire fresco que está suponiendo la Vuelta a España.
Recorridos más humanos, ciclistas y equipos más atrevidos y menos miedosos, etapas que siempre tienen un detalle diferenciador que las hace más entretenidas y que buscan, además, vender maravillosos y a veces desconocidos rincones de nuestro país tienen la culpa de ello.
Al contrario que el Tour, donde las presiones de patrocinadores y audiencias llevan a aburridas etapas llanas con el único aliciente de posibles caídas y el esprint final, a mastodónticos recorridos alpinos y pirenaicos que atemorizan por su dureza a los corredores y atenazan los ánimos de atacar, o a largas contrarreloj diseñadas para especialistas que matan la emoción de la carrera, la filosofía de la Vuelta en los últimos años ha sido la de etapas más cortas que largas, que siempre tengan una dificultad final que evite esos sopores, un recorrido que salpica los puertos de montaña espaciados en muchas etapas, sin gigantes para superhombres que asusten a los ciclistas y, además, intentando enseñar paisajes y lugares simbólicos y turísticos.
Es por eso que estos días de final de agosto y principio de septiembre se acortan mis siestas por la emoción de ver a esa cuadrilla de mus, esos cuatro ciclistas que se atacan día sí día también durante la Vuelta 2012, algo desconocido para mí en julio cuando el Tour me sirve de mejor somnífero que los documentales de la 2. Y por si fuera poco, estoy disfrutando como un enano viendo parajes y callejas espectaculares en las que he estado o que aún no conozco y que me hacen estar deseando visitarlos de nuevo o descubrirlos por primera vez.

domingo, 19 de agosto de 2012

In memoriam

Hoy 19 de agosto se cumplen aniversarios del fallecimiento de dos enormes artistas, muertos en muy diferentes circunstancias, eso sí.
Tal día como hoy de hace 76 años era asesinado en el camino de Víznar a Alfacar Federico García Lorca en un acto de cobardía, intolerancia y cerrilismo tan propio de la España profunda y cateta que se ha creído siempre en poder de la verdad absoluta y únicos defensores de los por ellos denominados "valores patrios". Poeta, progresista, intelectual, homosexual, genio universal; demasiado para unos paletos trasnochados e intransigentes.
Hace menos, 35 años tan sólo, moría de forma natural uno de los cómicos más geniales y mordaces, Groucho Marx. El mayor de los hermanos Marx, estrella del cine, el teatro, la radio y la televisión dejó tras de sí la herencia del marxismo que más me atrae, el de sus frases ácidas y socarronas, el de su humor punzante e inteligente, el que seguro seguirán sin entender los paletos trasnochados e intransigentes.
Sirvan estas conmemoraciones para recordar sus figuras, sus obras y sus formas de entender la vida. Citemos a García Lorca cuando decía, "en la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida." Y nunca olvidemos esa sabia frase de Groucho de la que tanta gente "importante" de la que a diario aparece en los telediarios debería tomar nota: "es mejor permanecer callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente."

sábado, 11 de agosto de 2012

Fuengiroleando

A punto de terminar ya una semana de asueto veraniego familiar por Fuengirola, el paseo marítimo de Córdoba. Ha servido para disfrutar un poco de los favores playeros y, sin pretenderlo conscientemente, dar de lado a la ola de calor en la campiña montillana.
Playa, piscina, buen yantar o fiestas cerveceras en compañía familiar. Una buena costumbre que esperemos poder mantener, como la de salir en Diario Córdoba.





sábado, 4 de agosto de 2012

El NODO


Por fin desde la creación de RTVE hace ya un porrón de años y del resto de radiotelevisiones autonómicas a su imagen y semejanza un tiempo después, en 2004 se consiguió que hubiera en este país una radio y una televisión pública que no fuera un órgano de propaganda del gobierno de turno.
Su control político se pasó al Congreso de los Diputados y los puestos de responsabilidad se asignaron a profesionales sin carnet de partido. Se ganó en independencia, en calidad y en información. Por supuesto, también en pluralidad de opiniones, de visiones y de ideas. Pero, claro está, eso es peligroso para los poderosos, que no suelen estar dispuestos a permitir que el populacho pueda pensar libremente o ser perniciosamente influenciado por elementos sediciosos que ni siguen el pensamiento único ni son españoles de bien.
8 años después, el equipo de Urdaci vuelve a RTVE desde sus bases en Telemadrid para convertir de nuevo al ente público en lo que fue en un principio, una plataforma más del NODO. Como primicia, dejo la nueva cabecera de los telediarios.

 

miércoles, 1 de agosto de 2012

Tal día como hoy hace 20 años

Me refiero, obviamente, al sábado 1 de agosto de 1992, tal día como hoy hace 20 años. Y lo recuerdo aún porque fue el día en que mis amigos y yo visitamos la Expo 92. Aunque yo ya había ido al recinto de la isla de la Cartuja en otras ocasiones en horario de tarde (no en vano, por aquel entonces estudiaba en Sevilla), esa fue mi única visita de jornada completa, disfrutando de la cantidad de pabellones, de sus contenidos y arquitecturas, y experimentando en carne propia las bondades del "microclima" que se creó en la Expo durante esos meses para hacer frente al caluroso verano sevillano.
También recuerdo de aquella visita que coincidió con los Juegos Olímpicos de Barcelona, y que más de una y dos pruebas las pudimos ver a través de las pantallas gigantes que nos íbamos encontrando por uno u otro sitio: las series clasificatorias de los 100 metros lisos en atletismo o el España-Italia de cuartos de final en fútbol fueron dos de ellas.