miércoles, 11 de julio de 2012

Yo también soy minero

En el día más nefasto en lo que va de nuevo siglo para los derechos de los trabajadores, el estado de derecho y la propia independencia de nuestro país, ¡YO TAMBIÉN SOY MINERO!
Mientras los españoles y españolas en general asistimos impasibles, sumisos y sin rechistar a las pérdidas de un derecho tras otro, al aumento de una tasa tras otras, a la reducción de sueldos, a ver cómo los ricos cada vez son más ricos, los pobres más pobres y desaparece la clase media, a comprobar cómo nuestros gobernantes reconocen implícitamente que son meros ejecutores de otros poderes y que nuestro país ha perdido su independencia, los únicos que han protestado y se han levantado contra todo este sinsentido son los mineros.
¿Dónde hay que firmar para convertirse en estadounidense o francés? O para dar la nacionalidad española a gente como Obama o Hollande; al menos ellos tienen el coraje suficiente para ser algo más que palmeros y oponerse a las medidas dictadas por los mercados.
En fin, en un día tan triste como el de hoy me siento pesimista e infeliz en mi ignorancia, porque conozco la historia, me acuerdo de la depresión del 29 y sus políticos ineptos con medidas parecidas a éstas, y me da miedo recordar en qué terminó todo aquello.

No hay comentarios: