Adsense Título

martes, 17 de enero de 2012

La justicia NO es un cachondeo

Al contrario que ese personaje llamado Pedro Pacheco, alcalde de Jerez durante tantos años, opino que la justicia en España NO es un cachondeo. Porque lo que estamos viendo en estos últimos tiempos confirma y corrobora que es algo tan serio como vomitivo.
Mientras Urdangarines, Correas, Rocas en sus Nidos, Alfredos Sáenz o políticos corruptos varios se las acaban ingeniando para irse de rositas, a los pocos que tratan de hacer JUSTICIA (en mayúsculas, la de verdad, la que va más allá de lo que hay escrito en un papel y tiene que ver con la ética y la moral) en este país, se les amedrenta, frena o, llegado el caso, acusa.
Por muy juez estrella y amigo de los titulares mediáticos que sea, lo cierto es que Baltasar Garzón es de los pocos que en este país se ha atrevido a meterle mano a quien haga falta, por muy poderoso que sea, sin importarle los tabúes o los años transcurridos. A quienes creemos en esa visión democrática de la judicatura, nos indigna y asquea verlo sentado ante un tribunal por el simple hecho de haber investigado a corruptos, mafiosos, criminales contra la humanidad o asesinos fascistas. Mientras no se demuestre lo contrario, la justicia en España NO es un cachondeo; es algo tan serio que hace pensar en que quizás el "chache Paco" no se equivocaba cuando afirmaba aquello de que dejaba todo atado y bien atado.
Por cierto, estas reflexiones me hacen recordar también al juez Miguel Ángel Torres, instigador, iniciador e impulsor de la investigación del caso Malaya y que tan poco tiempo tardó en obtener un "ascenso" a un Tribunal de Granada, a más de cien kilómetros de Marbella.

1 comentario:

violeta dijo...

UN CACHONDEO, UNA DESVERGÜENZA Y NO SE CUANTOS CALIFICATIVOS MAS.