Adsense Título

domingo, 25 de septiembre de 2011

Documentales matemáticos


En numerosas ocasiones, en las cadenas de televisión más culturales, echo en falta programas y documentales de divulgación científica más o menos seria, que huyan de la pseudociencia y de su sensacionalismo mediático. Obviamente, la cuota de documentales relacionados con la biología, la ecología, la botánica o el medio ambiente está más que cubierta, pero es complicado encontrar una buena serie divulgativa de carácter físico, químico o, sobre todo, matemático.
Afortunadamente, existen excepciones de calidad que tienen como impulsores a las cadenas de siempre: la 2 de TVE o la BBC son los casos más destacados de esta apuesta por las matemáticas televisivas a lo largo del tiempo. En unos casos, con series de divulgación producidas por ellas mismas; en otros casos, de producción ajena pero emitidas en su parrilla.
Para quien quiera disfrutar de una buena recopilación de los capítulos completos de muchas de estas series, he encontrado un interesantísimo blog de divulgación en el que aparece un listado, ordenado y resumido, de enlaces a los videos de esos programas: Mi rincón matemático.


Desde otro enfoque, el de la divulgación didáctica de las experiencias y actividades que se realizan a lo largo y ancho de los institutos de secundaria andaluces, también hay que destacar y agradecer la labor del programa de Canal Sur 2 El club de las ideas. También se puede ver a la carta a través de la red y muchas de las experiencias que en él aparecen son de carácter científico y matemático. Por ejemplo, la Ruta matemática por Montilla 2010, realizada en el curso 2009-2010 por alumnos de 4º de ESO del IES Inca Garcilaso y emitida en El club de las ideas, o la Ruta matemática del vino por Montilla 2011, realizada por los alumnos de 4º de ESO del IES Inca Garcilaso en el curso 2010-2011 y que en las próximas semanas será emitida en el programa.


lunes, 19 de septiembre de 2011

Pompas de jabón


Agua, jabón, tensión superficial, fuerzas electromagnéticas entre moléculas, interferencia y reflexión de las ondas de luz, volumen de aire encerrado en una superficie mínima... soplar un poquito y tenemos una pompa de jabón.
Así explicado, tan físico, químico y matemático tiene su belleza, la del fenómeno natural que la mente humana ha sido capaz de modelizar y describir. Observándola volar, girar, cambiar de color, en su frágil inestabilidad, alcanza esplendor poético. Mezclando sus componentes para formarla con ese soplido escapado del alma, recordamos esa infancia que no volverá. Pero lo que hace de las pompas de jabón algo hipnótico es ver a un niño correr tras ellas mientras salta y ríe.


lunes, 12 de septiembre de 2011

MCMXCIV

1994 fue designado Año Internacional de la Familia y Año Internacional del Deporte y el Ideal Olímpico por Naciones Unidas. Cándido Méndez sustituyó a Nicolás Redondo en UGT, se fugó Luis Roldán, Mandela fue elegido presidente de Sudáfrica, murió Ayrton Senna, Maradona jugó su último Mundial y la madre de Forrest Gump afirmó que la vida es como una caja de galletas. Yo recuerdo estar en mi penúltimo año de carrera, cuando el primo de Rajoy me dejó la única asignatura que alguna vez me quedó para septiembre.
Mucho tiempo después, en 2007 en Mazagón, me encomendaron ser tutor de un grupo de alumnos y alumnas nacidos en su mayoría en 1994. Luego llegué a Montilla y volví a recibir esa misma responsabilidad, año tras año hasta llegar a éste.
Una de las características que tiene mi profesión es que los alumnos siempre tienen la misma edad, aunque uno se va haciendo cada vez más viejo. En los últimos cinco cursos, sin embargo, tanto mis tutorandos como yo hemos ido creciendo-envejeciendo a la vez. Algo debe tener el año 1994, además de lo señalado más arriba, que tanto tiempo lleva relacionándose conmigo.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Buenos propósitos

Desde bien pequeño y tengo memoria, mis años han empezado en septiembre. Debido a mi trabajo, sigue siendo así. Septiembre significa la vuelta al trabajo, la rutina del día a día habitual, los reencuentros. También es el mes de los buenos propósitos.
En mi caso, como nunca fumé, no me he propuesto dejar de hacerlo. Pero, sin embargo, he tenido que decidirme a hacer algo que hasta hace pocos años nunca necesité: ir al gimnasio para recuperar los estragos de las tapitas y cervezas veraniegas. Yo, que siempre he opinado, como decían Rogelio Sosa o Charly Rexach, que correr es de cobardes, mañana tendré agujetas.
Aforturandamente, septiembre también es mes de vendimia y vino.


domingo, 4 de septiembre de 2011

La vez que me bañé en la fuente


Corría el 3 de septiembre de 2006, a eso de las 14:30 horas más o menos. La selección española de baloncesta ganaba en Japón el Mundobasket. Fue la primera vez que me bañé en la fuente del Paseo de los Monos.
La cosa venía de una apuesta-promesa más antigua hecha con un grupo de amigos cuando veíamos a la gente festejar las victorias de sus equipos de fútbol en la fuente. ¿Cuándo nos bañaríamos nosotros en esa fuente? La respuesta, cuando ganáramos el Mundial, pero el de baloncesto, que con los americanos de la NBA de por medio, era algo menos que impensable. Pero pasó, hace hoy cinco años y un día. Y como somos gente de palabra, cumplimos (bueno, al menos algunos).
Aún recuerdo mi sonrisa tras el descanso del partido, cuando España aumentaba su ventaja sobre Grecia, me iba preparando el bañador y no dejaban de llegarme llamadas y mensajes de amigos curiosos por saber si cumpliría la apuesta y dispuestos a jalearme y fotografiarme desde el otro lado de la barrera. Hasta la policía nos saludó.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Bud Spencer y Terence Hill

O sea, Carlo Pedersoli y Mario Girotti. Dos iconos del cine hispano-italiano serie B de los 70 y primeros de los 80. Campeón de natación y representante italiano en tres olimpiadas, uno; actor desde muy pequeñito, el otro.
Sus películas nunca han sido ni serán bien valoradas por la crítica sesuda y cinefílica; presupuestos bajos, guiones poco complicados, interpretaciones sin método Stanivlaski, historias sin mensaje ni dobles interpretaciones. Pero pasas dos horas entretenidas, sin aburrirte y te quedas con gana de ver la siguiente. Eso también es cine.
Recuerdo hace muchos años, cuando era un niño, la ilusión con que iba a verlos con mi padre en el cine de verano en Torre del Mar. Ahora, afortunadamente, podemos seguir disfrutando de sus títulos de vez en cuando en televisión. Tú perdonas y yo no, Le llamaban Trinidad, Y si no, nos enfadamos, Dos misioneros o Dos súperpolicias son de las más conocidas. Muchas de ellas, además, como Y si no, nos enfadamos, con banda sonora mítica de Oliver Onions (compositores también de la música de joyas como Orzowei, Sandokán, El bosque de Tallac, Banner y Flappy, Ruy el pequeño Cid, Dartacan y los tres mosqueperros o La vuelta al mundo de Willy Fogg). Como dice ciudadanomane, de las que entran ganas de soltar guantazos con la mano abierta cuando la oyes.