Adsense Título

lunes, 21 de noviembre de 2011

Soria y Teruel existen


Quiero hacer públicas desde este blog mi solidaridad con los ciudadanos de las provincias de Soria y Teruel, entre otras muchas, y mi defensa de su derecho como españoles a estar representados en las Cortes.
Cada vez que hay elecciones sale a debate la ley electoral en un totum revolutum que mezcla en un mismo saco, como si fueran una misma cosa, aspectos independientes entre sí como la ley D'Hont, la circunscripción provincial y las listas abiertas.
Respecto a la ley D'Hont, es un sistema de reparto de representantes electorales no directamente proporcional que pretende favorecer a las listas más votadas para obtener mayorías electorales fuertes e impedir la excesiva fragmentación parlamentaria, como en ocasiones ha ocurrido en Italia, y que pueden llevar a la ingobernabilidad. Se aplica en las elecciones municipales, autonómicas, generales y europeas. O sea, no depende ni tiene que ver con la circunscripción electoral.
Las listas abiertas es el sistema de elección de candidatos que se usa para el Senado. El elector vota directamente a los representantes que quiere, sin importar el orden en que se presentan o que pertenezcan a distintos partidos. Lo que pasa es que como el Senado sirve para tan poco, pues al final se queda en nada. En el resto de elecciones en España, el sistema seguido es el de listas cerradas y bloqueadas. O sea, los partidos políticos distribuyen a sus candidatos en un determinado orden y los ciudadanos sólo pueden elegir entre la papeleta de un partido u otro, sin alterar el orden ni mezclar nombres de varios partidos. En la práctica, da más importancia a las siglas electorales que a las personas candidatas.
Por último, está el asunto de la circunscripción electoral. En las elecciones municipales es el municipio; en las europeas, toda España; en las autonómicas y generales, la provincia. Se pretende con ello que la representatividad sea territorial y los parlamentarios defiendan la circuscripción por la que han salido elegidos. En la práctica, con las listas cerradas y bloqueadas, los candidatos se acaban debiendo más a las siglas por las que se presentan y a la disciplina de partido que a los ciudadanos a los que representan.
Si en las últimas elecciones al Congreso la circunscripción electoral hubiera sido toda España en lugar de cada provincia, cada diputado habría salido por unos 68.400 votos. En la provincia de Soria han votado unas 50.000 personas. Ni aunque todas se pusieran de acuerdo en votar a la misma candidatura llegarían a un diputado. Si los sorianos ya se quejan de lo poco que pintan, con la circunscripción electoral única pasarían a categoría inferior a la de mierda pinchada en un palo. Las 7 provincias que suman el 45% de la población de España estarían en Champions y las demás en 2ªB. Para cuatro gatos que vivimos en ellas, qué importancia tendríamos en unas elecciones...

 

1 comentario:

Eva PS dijo...

Buenos días,

Perdona que te escriba de forma pública pero no he encontrado otra forma de contactar contigo. Me gustaría que colaboráramos mutuamente intercambiando enlaces ya que tu blog trata de la misma temática que mi página.

Si estás interesado escríbeme a eva.paz.soto@gmail.com

Un saludo,

Eva