Adsense Título

sábado, 1 de octubre de 2011

Los buenos músicos nunca mueren

Las modas tienen sus épocas, sus tiempos, incluso sus edades. También los estilos y gustos musicales, que a veces pasan para no volver y otras retornan cíclicamente. Incluso los hay intemporales, intergeneracionales, que están ahí siempre, que nunca desaparecen, que pasan de padres a hijos casi como una herencia genética más.
Bob Dylan, los Rolling Stones, AC-DC, The Doors, Queen, los Beatles son escuchados generación tras generación: hijos que empezaron a oír sus canciones en la cuna gracias a sus padres y que años después las transmiten a sus propios hijos.
También en España tenemos músicos de esta estirpe, de los que siempre se mantienen en el gusto musical colectivo, que llenan conciertos con público de todas las edades y cuyas canciones son tarareadas por abuelos y nietos. Poetas a la par que músicos, sus letras son el principal motivo de su éxito: Fito, Antonio Vega, Joaquín Sabina o Manolo García son ejemplos destacados. Pasan los años, recuerda uno cuando era joven y empezaba a intersarse por sus canciones y ahora, muchos años y más canas después, sonríe gratamente al ver a los jóvenes de hoy en día, con la misma edad que tenía entonces, reconocer la calidad de su música y emocionarse con ella.
Como muestra, un botón, "Un giro teatral", el último single de Manolo García, y el videoclip de "Insurrección", de El último de la fila, emitido en el programa de televisión La bola de cristal. Años han pasado unos cuantos.

1 comentario:

ramirez dijo...

perfecta reflexion y aun mejor ejecucion grande manolo garcia