Adsense Título

domingo, 28 de agosto de 2011

Pixar

Está claro que las vacaciones nos proporcionan más tiempo para dedicar a otras actividades más lúdicas y alejadas de la habitual rutina. En mi caso, además de catar cervezas, se refleja en más visitas turísticas (sin alumnos, además), en leer más libros, jugar a juegos de mesa, de ordenador o de cartas o, cómo no, en ver más películas.
Entre mi filmografía de este verano quiero destacar un título: Wall-E. Una producción animada del año 2008, dirigida por Andrew Stanton y creada por los estudios Pixar, ganadora del Oscar al mejor largometraje de animación, pero que también fue nominada en otras cinco categorías. Su protagonista es un pequeño y solitario robot, construido para limpiar el planeta de basura, que es el único habitante en una Tierra devastado y sin vida allá por el año 2700. Un buen día, se encuentra con una robot venida del espacio con la que viajará a lo largo de la galaxia en una emocionante aventura.

Independientemente de la aventura en sí, Wall-E muestra claramente el espíritu de las películas de Pixar, en las que los argumentos son meras excusas para emocionar, crear y transmitir sentimientos y valores y darnos, título tras título, una lección de hacer cine.
Desde Toy Story, la primera película animada completamente por ordenador, Pixar ha sido pionera en este técnica cinematográfica. Lejos de quedarse en el aspecto tecnológico, como sucede con tantas cintas que sólo son sucesiones de efectos especiales, las películas de Pixar alcanzan su magia porque se elevan más allá de la impecable factura técnica con historias y guiones, con personajes de lo más profundos y "humanos" (a pesar de que casi ninguno lo es: muñecos, monstruos, animales, máquinas...) y con demostraciones de lenguaje cinematográfico (los primeros minutos de Up o de Wall-E son momentos sublimes del cine de las últimas décadas).
Toy Story, Bichos, Toy Story 2, Monstruos S.A., Buscando a Nemo, Los increíbles, Cars, Ratatouille, Wall-E, Up, Toy Story 3 y Cars 2 es el listado de largometrajes de Pixar. Salvo el último título, aún en las carteleras, he visto todas y cada una de las demás películas. En todas ellas he sentido esa magia del buen cine, del que se fija en historias, en personajes y en sentimientos. Espero que continúe así y Pixar no se "venda" a la comercialidad pura, no se convierta en un mero escaparate de efectos especiales ni pierda esa originalidad e ilusión que tienen sus películas.

2 comentarios:

ciudadanomane dijo...

hasta el infinito y más allá!

Nanete dijo...

Nadie ve la similitud entre los humanos del arca y la blackberry??