Adsense Título

sábado, 13 de agosto de 2011

La verdad sobre el caso Savolta


En 1975, pocos meses antes de la muerte de Franco, el abogado barcelonés Eduardo Mendoza, por aquel entonces traductor en la sede de la ONU en Nueva York, publica su primera novela: La verdad sobre el caso Savolta.
La obra nos acerca a la convulsa Barcelona de la segunda mitad de la década de los años 10 del pasado siglo y a los enfrentamientos entre el pujante movimiento anarcosindicalista y la decadente burguesía industrial catalana, escenario en el que se sitúa la trama principal de novela negra: unos oscuros movimientos por hacerse con el control de la importante fábrica de armamentos Savolta que llevarán a una serie de personajes de la alta sociedad barcelonesa y de los barrios más bajos a mezclarse en una cadena de asesinatos disfrazados de terrorismo anarquista, represión patronal y conflictividad social.
La novela mezcla distintos estilos narrativos: un flash back en primera persona, una mezcla de recuerdos del protagonista, saltos temporales y la visión de las mismas situaciones por distintos personajes durante los primeros dos tercios de la obra, una narración lineal más clásica que nos lleva al desenlace final en el último tercio; lenguajes ricos y variados en sus personajes y narraciones. Un aparente caos y falta de uniformidad que hacen que La verdad sobre el caso Savolta vaya ganando en interés e intriga, en profundidad en la descripción de sus protagonistas, de una época y situación social y, sobre todo, en un retrato descarnado de aquella Barcelona, tan cruel pero a la vez tan viva y apasionada.
En definitiva, una novela que acabo de terminar y cuya lectura recomiendo desde estas líneas. No puedo decir lo mismo de la película de igual título dirigida en 1979 por Antonio Drove y protagonizada por José Luis López Vázquez y Ovidi Montllor, ya que no la he visto y, por lo que tengo entendido, sólo se centra en una parte del argumento de la obra original y no incluye a varios personajes.

1 comentario:

Antonio Jesús P. dijo...

Hola J. A. Cuando lei esta novela me quedé impresionado cómo el autotor te sumerge en la Barcelona de aquellos tiempos y los intrigantes sucesos que cada vez animan a conocer el desenlace. Tengo algunas teorías sobre el paradero de algunos personajes sobre todo de uno concreto, con pistas sueltas que aparecen a lo largo de la novela. Tendría que hacer memoria pues conocí y lei esta maravillosa novela cursando la asignatura de Literatura española en la transición, cuando estudie maestro. Te felicito con esta publicación. Un saludo.