Adsense Título

martes, 12 de octubre de 2010

Hooligans

Se autodefinen como más patriotas que nadie, de esos de golpes en el pecho, salvadores de la una, grande y libre que no dudan en convertir la celebración del Día de la Fiesta Nacional, un homenaje a España, la Constitución o quienes dieron la vida por los valores democráticos que nuestro país defiende, en un mítin con sus gritos de reprobación sonando a la misma vez que una corona de flores posada frente a una llama recordaba a esos caídos o la bandera constitucional era izada al son del himno español.
En el fondo, lo que les dolerá es no seguir viendo a su aguilucho en esa misma enseña o comprobar que ahora se respeta la diversidad y pluralidad de culturas, creencias o sentimientos en nuestro país, por encima de su monolítica visión nacionalcatólica. La misma que otros hooligans vestidos de negro y anillo de los de besar pretenden imponer eliminando el término mezquita a la Mezquita de Córdoba, obviando su legado y su contenido musulmán, sin darse cuenta en su obtusidad fanática que lo que la hace única, irrepetible y reconocida en todo el mundo no es el hecho de ser una catedral funcional, una de tantas, sino ser la monumental Mezquita que los Omeyas levantaron en Córdoba hace más de mil años, bella e impresionante por encima de religiones, en esa Córdoba crisol de culturas, faro de tolerancia y convivencia que algunos prefieren esconder.


1 comentario:

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Sólo dejaran de gritar cuando gobierne el PP, esa es la derecha de este pais.