Adsense Título

lunes, 30 de agosto de 2010

Sillón ball

Va terminando agosto y vuelven los fines de semana de sillón ball deportivo. Una actividad que no conlleva cansancio físico ni lesiones para quien la practica, rehidratante y diurética por la abundante ingesta de cerveza que suele conllevar, y con un toque cultural por el acompañamiento de tradicionales tapas del lugar donde se celebra. Además de todo ello, es una perfecta solución ante la crisis, ya que cada cual se gasta lo que le apetece y puede. Incluso, en ocasiones, puede acarrear beneficios sociales, cuando se queda con los amigos para practicarlo.
Durante estos pasados sábado y domingo hemos tenido en España un excelente y amplísimo abanico de posibilidades para practicar el sillón ball hasta dejar sin pilas el mando a distancia del televisor: comienzos de la Liga de fútbol, del Mundial de baloncesto y de la Vuelta Ciclista, Grandes Premios de fórmula uno y motociclismo; sólo nos han fallado Nadal y el tenis. En mi caso particular, además, he añadido a estos deportes alguna otra actividad complementaria: partidas de pocha a las cartas y, al tablero, del Colonos de Catán, y, de manera paralela al Mundobasket, la mundopecoliga, preparación de la próxima pecoliga 2010-2011.
En definitiva, un intenso fin de semana de sillón ball que me ha dejado ligeramente agotado, aunque no tanto como las pilas del mando o la cerveza de mi nevera, y que nos dice que las vacaciones ya van llegando a su fin, aunque la meteorología no nos lo confirme.

1 comentario:

Nanete dijo...

Yo pienso en el sillón y me entra calor, pienso en la tele y me entra calor, pienso en un gato y me entra calor, pienso en un portaretratos y me entra calor... como empiezen las clases y siga haciendo calor me doy de baja....