Adsense Título

martes, 27 de julio de 2010

Rarezas


Una de las cosas buenas de ir cumpliendo años es que aumenta tu equipaje musical. Has oído más temas y has tenido más situaciones, momentos y circunstancias que relacionar con canciones y melodías. Y, cada vez que vuelves a escucharlas, revives aquel instante, o bien las eliges (¡qué gran invento youtube!) según tu estado de ánimo.
Yo tengo momentos de música española y extranjera, pop y rock, flamenco y rumba, heavy y baladas, incluso de música clásica. Uno de los grupos que nunca pierdo como referente es Héroes del Silencio. Sus canciones y, sobre todo, sus letras crípticas e indescifrables, se pueden aplicar a un roto y un descosido. Como ni el mismo Bunbury sabrá en qué pensaba cuando las escribía, nos encontramos con la ventaja de poder adaptarlas al momento, circunstancia, situación o estado de ánimo que nos dé la gana. Son así de ambiguas y polivalentes.
Como cíclicamente me suele ocurrir, vuelvo a tener días de Héroes. Me quedo con esta apuesta por el rock and roll.

y si quieres que te diga qué hay que hacer, te diré que apuestes por mi derrota


3 comentarios:

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Gran tipo Bunbury tan genial como impredecible.

ciudadanomane dijo...

Me gusta que contemos con usted y con el señor bambino como DJ's funcionariales. Grandes temazos nos esperan!

Laurita dijo...

Cierto todo lo que dices. Yo me quedo con el álbum completo de "El espíritu del vino", no sólo por las letras, sino porque al escucharlo tengo algunas veces la sensación de estar en un garaje y otras, en una catedral. Música como esa ya no volverá a hacerse.

Saludos