Adsense Título

miércoles, 21 de julio de 2010

Jaca y el Pantocrátor


Vamos a ver, hace ya un mes que estuvimos conversando. Allí, bajo los soportales de la plaza, mirando de frente la puerta lateral de la catedral, hablamos de lo divino y de lo humano. Que si un café, que si luego una caña, que si otra después. Hombre, Pantocrátor, yo creía que habíamos llegado a acuerdos, a entendimientos. Yo reducía mis pecados capitales cometidos al menos a cinco, esa era mi parte. La tuya, darme tranquilidad de espíritu.
Yo creo que he cumplido mi propuesta; en fin, sólo lo creo, quizás haría falta una auditoría externa. Pero tú te has pasado tu compromiso por el arco de triunfo. Ni tranquilidad ni leches (por ser bien hablado). Aquí me vuelves a convertir en un alma atormentada, en un martillo que ve los clavos caer del cielo. Eso no es, tío, eso no es. A ti te toca arreglarlo. Y ahora seré más exigente. El sábado lo hablamos en la catedral de la república.

1 comentario:

Paca Bascón dijo...

Si la referencia es a jaca, quién era el pantocrator? o la foto es simple ilustración? El verano me descontextualiza.