Adsense Título

domingo, 25 de julio de 2010

El sueño

En cuanto acto de dormir, el sueño es un estado de reposo uniforme de un organismo, que se caracteriza por los bajos niveles de actividad fisiológica y por una respuesta menor ante estímulos externos. Ésta es una definición de tantas que he encontrado.
Lo que es cierto y todos sabemos es que el sueño nos proporciona no sólo un descanso físico sino también mental, y que cuando no dormimos no es tanto la fatiga lo que nos afecta como la falta de atención, irritabilidad, desconcentración, etc.
También desde la antigüedad el sueño ha suscitado misterio y curiosidad. Un estado intermedio entre la vida y la muerte; un morir temporal para renacer al despertar que ha dado lugar a mitos, dioses y leyendas.
No dan para una mitología pero son algo mucho más común los trastornos del sueño. Enfermedades, situaciones ambientales, ansiedad y estrés, incluso la edad, son factores que pueden afectar. Y, claro, como uno va teniendo ya unos años, cada vez duerme menos. Si añadimos el calor veraniego, la siesta o el "estrés" de las vacaciones, me encuentro con noches de seminsomnio. Y comienzo a constatar que, como al famoso personaje cervantino, el poco dormir y el mucho leer me está secando el cerebro. A él le dio por armarse caballero andante y a mí por conversar con distintos personajes cuando me desvelo, hasta que de nuevo vuelvo a quedarme dormido. De momento, le encuentro dos aspectos positivos: que es más divertido que contar ovejitas y que, hasta ahora, los personajes no me han respondido.
Todavía recuerdo la última noche en que dormí más de ocho horas seguidas, del tirón, y no tuve que apagar el despertador antes de que llegara a realizar su misión. Pero tampoco es cuestión de aburrir con los detalles de aquel momento.
 

2 comentarios:

Doamna care plânge dijo...

eL inconsciente se manifiesta a travez de los sueños

RECOMENZAR dijo...

Bellamente escrito tu escrito se envuelve de palabras