Adsense Título

martes, 8 de junio de 2010

La curiosidad mató al gato

La curiosidad, ese comportamiento del ser humano que nos lleva a investigar, explorar, observar, aprender. Se ve que es algo casi genético, que nos hace estar mejor preparados para la selección natural. Pero, claro, todo tiene sus límites. Y a veces la curiosidad nos hace meternos donde no debemos, actuar de maneras poco éticas, tener remordimientos y cargos de conciencia. Sin embargo, a pesar de todo ello, un rato más tarde nos volverá a picar ese gusanillo y querremos saber más.
A veces, nos metemos en camisas de once varas y conocemos algo que mejor no haber sabido. Por eso, lo dice el refranero popular, que es sabio, la curiosidad mató al gato. Suerte que yo soy perro.



2 comentarios:

Alquimia Fullera-transitando dijo...

Como te he comentado por ahí...y la inconsciencia al perro. Tu que eres maestro escuela, estarás conmigo, que la curiosidad nos hace avanzar, pero con precaución, como todo en la vida. ¿En que camisas andas que te tiene así?? Bsss

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Resulta curioso dicho por un pájaro.