Adsense Título

viernes, 25 de junio de 2010

En Montilla de nuevo

Siete días dan para mucho. Esa es la reflexión que me hago sentado ante el teclado, junto a un Barceló con cola, para no perder la costumbre. Tras recorrer Andalucía, Castilla La Mancha, Valencia, Cataluña, Aragón, Navarra, Castilla y León y Madrid, dormir una media de 4 horas al día, pasar otras muchas horas en un autobús, participar en densas jornadas de actividades y no parar en ningún momento, lo primero que constato son dos cosas. Para empezar, algo que ya sabía, que los chavales de 16 años son incombustibles; en segundo lugar, algo que no me esperaba ni por asomo, mi aguante, resistencia y capacidad de adaptación. Cada jornada que pasaba me encontraba menos cansado y con más ganas de hacer cosas, más activo. Vamos, que hubiera aguantado más días a ese ritmo.
Otra circunstancia extraña es que he hecho muy pocas fotos. Y es que han sido muchos los lugares y momentos que he preferido guardar en mi memoria porque una imagen tomada con una simple cámara compacta no hubiera sido capaz, en absoluto, de captar ese instante. En cuanto a las compras, se han limitado a reponer dos olvidos no incluidos en la maleta y a dos botellas de vino de la D.O. Calatayud.
Lo realmente inolvidable y destacado han sido, por supuesto, los sitios visitados y las vivencias tenidas. Estas últimas se quedan para quienes las hemos vivido. En cuanto al recorrido, sí que paso a hacer un breve repaso.
- Calella. Típico pueblo costero mediterráneo comido por el ladrillo y el hormigón, feo, impersonal, plagado de guiris de turismo barato, de los que vienen a España a ponerse ciegos durante una semana por cuatro duros. Lo único destacable de él es que, si eres profesor responsable de una excursión de adolescentes, te conviertes en vip en las discotecas.
- Barcelona. Indescriptible, interminable en sus atractivos. En una jornada de locos apenas me dio tiempo a ver algunas partes desde el autobús y visitar a la carrera el Parque Güell, la Sagrada Familia, las Ramblas, la Catedral y el Barrio Gótico, Santa María del Mar, la plaza de Sant Jaume, Santa María del Pi y el mercado de la Boquería. Superó mis expectativas, ya altas de antemano. Me he quedado prendado.Tengo que volver y pronto.
- Port Aventura. Un parque temático más, aunque sea el primero que se construyó en nuestro país, sea el más grande e incluso rentable. Me parecen todos iguales y despiertan poco mi interés.
- Jaca. Preciosa ciudad, envidiable para vivir en verano, con un coqueto casco histórico repleto de barecitos de tapas.
- Candanchú. Estación de esquí, como tantas, enclavada en un paisaje pirenaico maravilloso y en la cual hice escalada, rapel y tirolina. Al contrario de lo que creía, se me dio mal escalar y muy bien descender; sólo es cuestión de no tener miedo y fiarse del material y los monitores, lo demás lo hace la gravedad.
- Valle del Roncal. Muy lejos, muy escondido, con una serpenteante y estrecha carretera de llegada que merece la pena recorrer para llegar a este precioso lugar. En él se encuentra el río Esca, encajonado entre paredes verticales a través de las cuales fluye entre cascadas, pozas y rápidos. Pues todo eso lo descendimos dentro del río con la ayuda de monitores y algo de material específico. Una experiencia alucinante la del descenso de cañones, inenarrable, imprescindible.
- Monasterio de San Juan de la Peña. Destaca,
principalmente, por su historia y su emplazamiento, enclavado en un entorno natural estupendo para hacer senderismo, como así ocurrió. No corrí nada para llegar el primero y buscar el bar del pueblo mientras esperaba a que llegaran todos los alumnos.
- Monasterio de Piedra. Como monasterio, normalito; los he visto más grandes, bonitos y mejor conservados. Pero el parque que lo rodea es una de las maravillas naturales más impresionantes que yo haya visto, gracias a la obra del río Piedra a su paso por allí.
Ahora queda descansar, recuperar el sueño perdido y comentar las vivencias de esta semana. La que viene se presenta también cargada de "actividades".

2 comentarios:

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Bonito viaje y como colofón eliminan a Italia del mundial en primera ronda,¿se puede pedir más?

virginia dijo...

parece que ha ido bien, me alegro