Adsense Título

miércoles, 2 de junio de 2010

Destino provisional

Se planteaba una tarde tranquila; ayer tuve mucho que corregir, mañana tendré mucho que corregir, pero hoy no. Empezar a leer el nuevo libro era la intención. Pero esta mañana mis alumnos de 3º de ESO me presentaron un guión para una película que deben hacer para un trabajo; llevaban dos o tres semanas insistiendo para que fuera el artista invitado del film. Yo, como los actores con caché, les dije que sin leer el guión no salgo. Hoy me lo pasaron, di el visto bueno y quedamos esta misma tarde para grabar. Mucha risa, varias tomas, repeticiones y, sobre todo, un buen rato, dieron pie a pararme con algunos compañeros (el nocturno también existe). Muchas cervezas, varias tapas de caracoles, variados temas de conversación. Uno de ellos, como no podía ser de otra manera, fue sobre la adjudicación de destinos.
Desde ayer, oficialmente, sigo con destino provisional, sin destino definitivo. Me gusta. Nunca he sido determinista, siempre he creído en el libre albedrío y en que el camino de cada cual no está escrito en ningún lado, sino que nos lo vamos haciendo y buscando cada uno por nuestra cuenta. Si existe alguien más allá empeñado en dirigir nuestro destino, no lo sé (en mi caso es un hijo de puta con un humor muy sórdido aunque irónico), no le voy yo a facilitar la labor; mi destino me lo fabrico yo. Y desde ayer, además de decirlo, lo tengo certificado oficialmente por mi empresa: mi destino es provisional, no es definitivo.


2 comentarios:

Pata Hierro dijo...

no cabe duda que te va la marcha....

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Conociendote, porque no hay un instituto que te pille más cerca de tu casa que si no ese te toca, san Rueda.