Adsense Título

martes, 4 de mayo de 2010

Atardeceres

En estas fechas en que llega el buen tiempo, echo de menos los atardeceres de Mazagón, paseando por la playa o en bicicleta entre los pinares desde Chicago al Parador, sentarme en la arena sólo con el sonido de las olas rompiendo y un libro entre las manos hasta que se pone el sol. En fin, también Montilla tiene sus encantos, aunque el mar no esté entre ellos.

1 comentario:

ciudadanomane dijo...

quien dice un libro, decía también de los apuntes de las oposiciones, no?

Ciertamente, al Barrio nos falta una playita. A ver si se desborda el arroyuelo que baja del gambrinus para la fuente del álamo...