Adsense Título

martes, 18 de agosto de 2009

El coloquio de los perros


El papel tiene forma de árbol, y don Miguel de Cervantes un punzón en
la mano. El punzón es la palabra, y con ella rodeará los nombres de
nuestros protagonistas, Cipión y Berganza, como el enamorado que
quiere publicitar a los cuatro vientos una relación.

Hace un tiempo, paseando, llegamos a los pies de ese árbol, y pasamos
nuestros dedos por encima de dichas marcas con admiración y
reconocimiento.

Ahora el punzón obra en nuestras manos. El papel tiene forma de
asociación cultural; y sobre él, con trazo firme y decidido,
escribimos Cervantes y Montilla.

El punzón ya no solo es palabra, es debate, es reflexión, es cultura,
es inquietud y rebeldía, es deseo, es muchas cosas más, y nexo entre
quienes lo empuñamos y la aspiración de unir el genio Cervantino y
nuestra tierra.

También somos unos enamorados.

El tronco tatuado del árbol cobra ahora presencia en la presente
edición de la novela ejemplar cervantina y da razón de ser y merecida
cortesía a ambas inscripciones.

1 comentario:

ciudadano mane dijo...

Esa presentación me suena.
Me gusta como quedó.