Adsense Título

jueves, 18 de septiembre de 2008

Tiempo de pasera

Estamos en tiempo de pasera, de paciente y artesana espera y elaboración que nos lleva a poder obtener un elixir, un caramelo líquido en forma de vino dulce, de uva Pedro Ximénez secada y pasificada al sol, prensada, fermentada y cuidada con todo mimo hasta obtener ese néctar supremo. Además de todo ello, las paseras nos proporcionan imágenes tan típicas y hermosas como la que aparece a continuación. Brindemos ante ella con una copa de Pedro Ximénez.
Conviene destacar la artesanía con que se obtiene este singular vino dulce, el vino del sol, elaborado a partir de la variedad de uva Pedro Ximénez y nominado con el nombre de la cepa de cuyas uvas procede. El proceso de elaboración de los vinos Pedro Ximénez, comienza con la corta escrupulosa de racimos, en perfectas condiciones de madurez y de sanidad vegetal, que se transportan en cajas , con sumo cuidado para no romper las uvas, hasta el almijar o pasera donde se extienden sobre redores o capachos de esparto o sobre largas tiras de material plástico de, aproximadamente, un metro de ancho. Expuestos al sol, los racimos de uvas van pasificándose lentamente, perdiendo agua, concentrándose todos sus componentes, evolucionando los aromas de la uva y acelerando su maduración por un complejo proceso en el que tienen una clara influencia los rayos ultravioletas. El soleo de la uva conlleva una cierta desorganización celular que favorece la posterior extracción del mosto.
Para seguir leyendo más, www.pedroximenez.es


2 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

tiempo de pasera, gatos y ratones, que así el vino sale a borbotones.
jajaja

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Bonita la pasera para verla, no tanto para trabajarla pero estupenda para bebersela.