Adsense Título

lunes, 22 de septiembre de 2008

¡Qué me gusta el Inca Garcilaso!

Con todo el dolor de mi corazón y honda tristeza en el alma dejé Mazagón y su instituto entre langostinos, gambas, coquinas, jamón y viandas varias de la tierra de Huelva (con algún producto llevado de manera específica desde la más profunda tradición montillana). No aminora mi añoranza, pero la hace más llevadera, comprobar que en mi nuevo destino (IES Inca Garcilaso, enfrente de mi casa) reciben el curso y a todos los profesores (veteranos y nuevos) con jamón, queso, langostinos, vino de la tierra, salmorejo y otros manjares. Amén de comprobar que mis compañeros, además de profesionales como la copa de un pino, son gente que sabe disfrutar de la vida y de los pequeños placeres que nos proporciona y no desaprovechan la oportunidad de pasar un buen rato después de una jornada de trabajo bien hecho en compañía de una copa de vino y un buen tapeo. Un brindis por todos ellos, compañeros y amigos de mi nuevo y de mi antiguo destino.

4 comentarios:

Roger Sitwell dijo...

Con la primera copa el hombre bebe vino; con la segunda el vino bebe vino, y con la tercera, el vino bebe al hombre.
Saludos desde City Tree.

La Cazuela dijo...

Bueno profe, el 50% de la plaza la tienes abonada y regada con buen vino y buenas viandas. Y sobre todo y esto es muy importante has llenado de buena camaradería las alforjas, esto es lo que se llama un buen comienzo.
Ahora solo te queda lidiar día a día con los alumnos, ese es un sector donde hay mucho camastrón.

Suerte y al toro.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Vaya añito que te vas a tirar! zorzal!

Laurita dijo...

Hala, CAmachuelo, dentro de unas semanillas me dan destino, a ver si caigo en esa meca del jamón y el langostino, que estoy en edad de crecimiento...:) :)

Por cierto, muy buen blog.