Adsense Título

viernes, 29 de agosto de 2008

Visita por Baena

A pesar de haber ido en muchas ocasiones a Baena, nunca lo había hecho a su casco histórico y tenía ganas de visitarlo y conocerlo. Así que ayer varios camastrones nos dispusimos a llevar a cabo dicho propósito, para el cual contamos con un guía de lujo que nos condujo por las vericuetas y empinadas calles del entramado urbano baenense.

Está claro que, cuando hace siglos sus primeros fundadores decidieron montar allí una ciudad, no pensaron mucho en los futuros visitantes dispuestos a hacer un poco de turismo recorriéndola. A diferencia de Écija, toda llanita ella, las cuestas de Baena nos dejaron las piernas como dos marmolillos y el gaznate seco como papel de lija. Así que el previsible fin de la visita no podía ser otro que conocer las tabernas del lugar para recuperar líquidos y sales.

3 comentarios:

La Cazuela dijo...

la visita turística se me antoja que la harías breve, no así, la ruta gastronómica. Von vivan.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Mas que gastronómica sería vinatera y cervecera, jajajaj.
Que Baena tiene cuestas, pero tambien tiene caldos en las tabernas!

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

aunque Baena fuera llana y hubierais ido en motopatinete, el final hubiera sido el mismo gañanes.