miércoles, 4 de junio de 2008

¿Sin tetas no hay paraíso?

Está claro que con dos jamelgas, una en cada extremo del expositor, ganaría bastante. Pero el paraíso debe ser algo muy parecido a esto con gambas y jamón.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿quién quiere jamelgonas teniendo a pepe pérez de canto al final de la barra?

La sonrisa de Hiperión dijo...

que te gusta a ti una cervecita fresquita!

Anónimo dijo...

mi entrada de mañana irá dedicada a un complemento de moda que conoces bien.

camachuelotrompetero dijo...

Molan las cervezas fresquitas, aunque no siempre es fácil tenerlas así, tú sabes cómo se pone la gente.
¿Complemento de moda? ¿Paraguas?

Anónimo dijo...

¡premio para el bucanete dormidito!