viernes, 23 de mayo de 2008

Técnico de sonido

Ahí está el tío. Si es que sirvo para un roto y un descosío. Lástima que la acústica del recinto fuera mala y los micrófonos regulares. Aún así, se hizo lo que se pudo y al único que no se oyó fue a un tío pesao que de esa manera habló algo menos y acabó antes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

esa mano izquierda la tenías tonta, no? Yo creo que te faltaba un buen botellín para tenerla ocupada sujetando algo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que te vas a quedar pegao!!!!! Niño, eso no se toca, niño, con eso no se juega... Recuerdas la canción?
jajajaj