sábado, 9 de febrero de 2008

El sueño eterno

Acabo de ver en la Casa del Inca esta fascinante película: detective cínico, desencantado, antihéroe; mujeres fatales, gángsters; ambiente lluvioso, húmedo y oscuro impropio de California; diálogos geniales y, sobre todo, la química Bogart-Bacall y la maestría de Howard Hawks. Todo un artesano del cine que dejó obras maestras en todos los géneros: Scarface el terror del hampa, La fiera de mi niña, El sueño eterno, Tener o no tener, Río Rojo, Río Bravo, Tierra de faraones, Los caballeros las prefieren rubias, Su juego favorito,...
Por lo que a este caso respecta, genial Bogart-Marlowe y uno de mis títulos favoritos de cine negro junto a Perdición, Los sobornados y El halcón maltés. Póker de ases con Howard Hawks, Billy Wilder, Fritz Lang y John Houston.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

peliculón, sí señor.

me ha gustado un taco ese Humphrey haciéndose el listo y guaperas.

ciudadanobambino dijo...

Yo hace años, muchos, que no la he vuelto a ver. Pero coincido en lo dicho por tí, entre mis pelis de cine negro favoritas están esas, yo a lo mejor incluiría además la grandísima La jungla de asfalto de John Huston y Atraco Perfecto de Stanley Kubrick, ambas con un guión sublime de mecanismo de relojería
y entre las más recientes Chinatown de Polanski o Muerte entre las flores de los Cohen, pero estas dos últimas no llegan ni de lejos a los clásicas, sobre todo El sueño eterno y El halcón maltés, aunque en esta última no hay quien se entere del argumento, pero da igual... ¡Qué ganas de ver cine clásico me ha dado leyéndote!

Anónimo dijo...

Un papelon de Hamfry,, interpretando a Filip Marlow,, tambien os aconsejo,
el halcon maltes,, y casablanca.