Adsense Título

sábado, 12 de enero de 2008

¡Hay que ser muy tonto!

Ea, ya tenemos himno con letra. Después de casi 200 años siendo el himno español (salvo el período de la II República) y algunos más de existencia, sin letra oficial siempre, con letrillas que le han acompañado en sus versiones carlista, de Alfonso XIII o franquista y que nunca llegaron a calar demasiado, por fin unas sesudas mentes le han buscado unas estrofas con propósito de que sean oficiales. Y todo ello porque cuando juega la selección española o hay olimpiadas, ni nuestros deportistas ni los aficionados podemos cantarlo. Lo cual queda muy mal por televisión y nos hace menos guays que los otros países.
"La Marsellesa", por ejemplo, tiene una letra que ensalza la violencia, la guerra, el derramamiento de sangre y la venganza. Sin embargo, ¿a quién le importa eso después de 200 años simbolizando la libertad, la igualdad, la fraternidad o la lucha por la democracia? A mí me sigue emocionando cuando oigo a Víctor Laszlo cantándola en "Casablanca", secundado por los habituales del Rick's Café mientras acallan los cánticos militaroides alemanes; me da igual lo que dice literalmente, me quedo con lo que representa. Nadie en Francia piensa en cambiarlo y adaptar la letra al siglo XXI.
En Italia, a finales del siglo XX, también hubo cierta polémica con su himno. Había gente a quien no le gustaba porque no quedaba bien en los eventos deportivos y pensaron en sustituirlo por alguna pieza de Verdi. Sin embargo, imperó la sensatez y mantuvieron un símbolo que llevará años representando a ese país. Igual que no se cambió el himno alemán tras la Segunda Guerra Mundial, a pesar del uso que los nazis hicieron de él; ellos no lo inventaron, solo intentaron apropiárselo, ya existía antes. O Rusia, que tuvo que volver a recuperar el himno de la Unión Soviética tras intentar cambiarlo cuando cayó aquella, algo que no gustó a la gente.
Pero aquí no; aquí, de nuevo, volvemos a demostrar que España es diferente y que a tontos no nos gana nadie. Porque hay que ser tonto para cambiar un himno que lleva siglos siéndolo, tal cual, simple y llanamente porque no podemos cantarlo en los eventos deportivos.
En la República, al menos, lo cambiaron porque no les gustaba lo que representaba, porque era una marcha monárquica. La letra les traía sin cuidado.

4 comentarios:

CresceNet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ciudadano mane dijo...

el de riego es más chulillo.

respecto a la letra, lo de los verdes valles y el inmenso mar me tira p'atrás. mucho moñerío es lo que hay!

ciudadanobambino dijo...

Bueno al final parece ser que el proyecto de himno lo han retirado hoy visto el poco entusiasmo generado en la "opinión pública". En todo caso veo que va a ser difícil conseguir un consenso. Dos comentarios:
1) Una cosa es un himno para eventos deportivos y otra muy distinta un himno nacional. Sería más fácil conseguir lo primero que lo 2º, porque para esto último hace falta medio millón de firmas, presentarlas en el Congreso, y que este vote a favor para convertirse en ley, que supongo sería Ley Orgánica...

2) Tengo una opinión ambivalente con respecto a los himnos y banderas. Los respeto pero no los siento ni comparto de manera entusiasta más allá de servir de símbolos para el Estado, a mí más que el nacionalismo me interesa la democracia, la forma política es lo de menos siempre que esta funcione.

¡Largo comentario el mío, pardiez!

Pistacho dijo...

Tienes toda la razón, para qué cojones ponerle letra, si todos los himnos son unas mierdas, por definición.
Una cosa es que cantemos juntos de borrachera, pero cantar juntos por un país... ¡qué disparate! ¡que muera por la patria su puta madre!
Me encanta tener un himno sin letra, ¡espero que no nos lo jodan!