Adsense Título

domingo, 4 de noviembre de 2007

¡Qué grande es Camilo Sesto!


Aunque el hombre se lo llegó a creer y convertirse en uno de esos personajes extraños, qué grande era Camilo Sesto y alguna de sus canciones (no incluir el himno del Bujalance).

Como grande es el mamone, impertinaz admirador suyo, y la añorada, nunca ponderada y muerta en batalla Dimitra. Y como la foto acabamos todos, doblados.

En fin, ya pillaré el karaoke algún día de estos.

2 comentarios:

ciudadano mane dijo...

Siempre me traiciona la razón y me domina el corazón
No sé luchar contra el amor.
Siempre me voy a enamorar de quien de mi no se enamora...
Es por eso que mi alma llora...

Y ya no puedo más, y ya no puedo más.
Siempre se repita esta misma historia.
Y ya no puedo más, y ya no puedo más.
Estoy harto de rodar como una noria.

QUE GRANDEZA MÁS SUBLIME!!!!!

Dimitra, te añoramos!
con tu olor a manguera, tus rebordes en las costuras, tu cara de estupefacción y sorpresa permanente, tu pelo ensortijado, tu ausencia de rodillas y tobillos, tus orificios recónditos, tus pechos aún turjentes tras tu muerte, ...

¿Que desaprensivo se la llevaría de la señal de stop donde la dejamos aparcada? ¿qué infinidad de marranadas podría hacer con una muñeca apuñalada?

gran despedida la que organizásteis, pardiez!

Bambino dijo...

¡Qué grande Camilo! Y su coro aún mejor. ¡Qué recuerdos de la despedida!