Adsense Título

sábado, 24 de noviembre de 2007

Diarios de motocicleta

Es ésta una película que me encanta desde la primera vez que la vi. Que comienza como si se tratara de una road movie de aventuras juveniles de dos universitarios de familia acomodada, dispuestos a cruzar Sudamérica en moto a la búsqueda de diversión, de nuevas emociones, de otros lugares y, por qué no, de chicas.
Sin embargo, poco a poco, en su viaje se van encontrando con la dura realidad de las gentes que pueblan los lugares por donde van pasando: la miseria, la pobreza, el analfabetismo, la explotación. Y ese encuentro con un mundo desconocido para ellos los va cambiando y concienciando. Un cambio que el director sabe plasmar de manera excelente en la película, y que percibimos no solo en los protagonistas, sino también en el mismo ritmo y argumento cinematográfico y, sobre todo, en nosotros mismos, espectadores, que sentimos cómo también nos vamos transformando ante ese viaje de descubrimiento de la cruda realidad de esas personas.
Una transformación que podemos también ver como documento histórico; la conversión de Ernesto Guevara, un licenciado en medicina de familia bien, en el "Ché", el mayor mito revolucionario del siglo XX, dispuesto a matar y usar la violencia para defender a esos desheredados y sus ideas, algo con lo que nunca estaré de acuerdo.
La cinta cuenta, además, con una maravillosa banda sonora y una canción principal, "Al otro lado del río", de Jorge Drexler, ganadora de un Oscar, emotiva, triste pero tranquila, y que no me canso de escuchar.
Por lo que a mí respecta, son una película y una canción que no me canso de ver y oír, que me aportan tranquilidad interior y paz de espíritu, y que, en los momentos bajos, me han ayudado y me ayudan a llevarlo mejor.


No hay comentarios: